Sufrimiento, tentación y la lengua

Tras un nuevo paréntesis de inactividad, volvemos a publicar una serie más de citas puritanas, que de nuevo esperamos sea de edificación al lector.

image003

Sufrimiento

¿Una vocación?

Se nos llama siervos para mostrar cómo hemos de obedecer (cf. Lc. 12:38), y se nos llama soldados para mostrar cómo hemos de sufrir (cf. 2 Tim. 2:3).

Henry Smith

Es y debería ser la preocupación del cristiano no sufrir por el pecado ni pecar en el sufrimiento.

Vavasor Powell

Gloria resultante:

Los santos deberían temer todo pecado, pero ningún sufrimiento.

Vavasor Powell

De pecadores y de santos:

Hay mucha diferencia entre los sufrimientos de los santos y los de los impíos, como la hay entre las cuerdas con las que el verdugo ata a un malhechor condenado y las vendas con las que el tierno cirujano cura a su paciente.

John Arrowsmith

Tentación

Las estrategias de Satanás:

Satanás tienta a pecar bajo apariencia de religión. Se le debe temer mucho cuando se transforma en ángel de luz. Vino a Cristo con la Escritura en su boca: «Escrito está». El diablo ceba su anzuelo con la religión. Tienta a muchos hombres con la codicia y la extorsión con el pretexto de proveer para su familia. Tienta a algunos a acabar con sí mismos para no vivir más y pecar contra Dios. Y, así, los conduce al pecado con el pretexto de evitar el pecado.

Thomas Watson

Cuando Satanás ataca a una pobre alma, no deja que a sus ojos se muestre más que el placer, el provecho, una dulce satisfacción de nuestros deseos y una explosión de felicidad. ¡Hay también ira, juicio, tormento y remordimiento de conciencia! Ha de haberlos, pero no deben verse. Todo el camino es blanca nieve que oculta el hoyo. La verde hierba nos tienta a caminar, la serpiente no se ve. Si las tentaciones, cual platijas, pudieran voltearse por ambos lados, el reino de las tinieblas no estaría tan poblado. Si David hubiese previsto el dolor de sus huesos rotos antes de echarse sobre Betsabé, aquellas aspersiones de sangre y lujuria no habrían tenido lugar en él. Si Acán hubiese previsto las piedras sobre sus oídos antes de tomar aquellas cosas malditas, jamás las habría tocado. Pero como se dice de Adán y Eva tras su caída, «entonces fueron abiertos sus ojos» (entonces, no antes). Judas estuvo ciego hasta que cometió la acción. Entonces fueron abiertos sus ojos y la vio en su verdadero horror.

Thomas Adams

Si no tropiezas con esta piedra, el diablo tiene otra a mano para lanzarla por el camino. No es un cazador tan poco diestro como para ir al campo con un solo disparo. Y, por tanto, espera que, en cuanto haya empleado uno y errado, te apunte con otro.

William Gurnall

Satanás, como el pescador, ceba su anzuelo conforme al apetito del pez.

Thomas Adams

Satanás parecería cortés o razonable, haciendo como que está contento con la mitad del corazón, mientras que Dios exige todo o nada. Y, de hecho, tiene mucha razón para demandarlo todo quien lo hizo todo. Pero esto no es más que una hábil estratagema de Satanás, pues sabe que si tiene alguna parte, Dios no tendrá ninguna, de modo que todo quedará en su exclusiva posesión.

Joseph Hall

Si cedes a Satanás en lo más mínimo, te llevará cada vez más lejos, hasta dejarte bajo una conciencia aturdida o aterrorizada; aturdida hasta perder toda ternura. Una piedra en la cima de una colina, cuando comienza a rodar, no para hasta llegar abajo. Tú piensas que solo cedes un poco y, así, paulatinamente, te dejas llevar, hasta sacrificar toda tu profesión y todo principio de conciencia, por la secreta hechicería de sus tentaciones.

Thomas Manton

N.B.:

También debemos orar al Señor que no conceda tanta licencia al diablo que nos entreguemos al pecado […], sino que haga de Satanás un cirujano que nos muestre nuestros pecados antes que un sargento que nos confunda por ellos.

Richard Greenham

El tiempo de Satanás:

El momento elegido por Satanás para tentar normalmente es después de una ordenanza, y la razón es que piensa que nos hallará más seguros.

Cuando hemos estado ocupados con deberes solemnes, tendemos a pensar que todo está hecho y nos volvemos negligentes, y dejamos el celo y rigor de antes; exactamente como el soldado que, después de la batalla, deja su armadura, al no ver enemigos ni en sueños. Satanás espera su momento y, cuando menos sospechamos, lanza la tentación.

Thomas Watson

El aliado de Satanás dentro:

Puede que nos guíen a la tentación, pero es nuestra culpa si los seguimos. Más aún, al acercarnos al peligro, ¿no nos tentamos a nosotros mismos? Satanás no es la única causa del mal. El cazador toma sus prismáticos, tiende su red, silba como el pájaro. Sin embargo, todo esto no puede hacer que el ave caiga en su red quiéralo o no. Si no tuviésemos oídos maleables y afectos volubles, las sirenas cantarían en vano.

Thomas Adams

Hay una secreta disposición en el corazón de todos a todo pecado […]. ¡Observad! Es Satanás quien tienta, pero nuestra propia concupiscencia nos lleva.

William Gurnall

Las tentaciones y ocasiones no ponen nada en el hombre, sino que sacan lo que ya había en él.

John Owen

No hay forma de matar la justicia del hombre excepto con su consentimiento.

John Bunyan

Carecer de tentaciones es la mayor de las tentaciones.

Samuel Rutherford

Cómo frustrar al tentador:

Nuestro gran Modelo nos ha mostrado cuál debería ser nuestra actitud ante toda sugerencia y tentación. Cuando el diablo le mostró «todos los reinos del mundo y la gloria de ellos» para tentarle con ellos, no se puso a contemplarlos, a ver su gloria y a valorar su imperio […], sino que al instante, sin demora, exclama: «Vete de aquí, Satanás». Afronta la tentación, desde su aparición, con pensamientos de fe respecto a Cristo en la cruz. Esto hará que se hunda ante ti. No te pongas a discutir o disputar con ella, si no quieres entrar en ella.

John Owen

No dice: Velad y orad, para que no seáis tentados; sino: «Velad y orad, para que no entréis en tentación». Una cosa es que la tentación llame a la puerta y otra que pase adentro. Cuando la tentación entra en vosotros, vosotros entráis en tentación. Tened cuidado con eso.

William Bridge

La seguridad del cristiano consiste en resistir. Toda la armadura aquí provista es para defenderle en la batalla, no para permitirle huir.

William Gurnall

Satanás da una manzana a Adán y le quita el paraíso. Por tanto, en toda tentación, consideremos no lo que nos ofrece, sino lo que perderemos.

Richard Sibbes

Piensa en la culpa del pecado, para que seas humillado. Piensa en el poder del pecado, para que busques fuerza contra él. No pienses en el contenido del pecado […], no sea que te enredes más y más.

John Owen

El modo de evitar la tentación no siempre es lanzar una salva directamente contra la tentación, sino volver tu mente y tus pensamientos a algún otro buen objeto, y en el momento en que tu mente esté puesta en otros objetos, fácilmente podrás enfrentarte a la tentación.

William Bridge

En tiempo de guerra, cuando los cañones disparan, el único modo de evitarlos es postrándose en un surco y, así, las balas pasan por lo alto. Así pues, en todas las tentaciones de Satanás, póstrate y conténtate con estar a la disposición de Dios, y todas estas feroces tentaciones no podrán hacerte daño.

Isaac Ambrose

Aconsejaría a todo cristiano que respondiera a todas las tentaciones con esta breve frase: «El Señor es mi porción» […]. Oh, señor, si Satanás viene a usted con una manzana, como una vez hizo con Eva, dígale que «el Señor es su porción»; o con una uva, como una vez hizo con Noé, dígale que «el Señor es su porción»; o con una muda, como hizo una vez con Giezi, dígale que «el Señor es su porción»; o con un lingote de oro, como una vez hizo con Acán, dígale que «el Señor es su porción»; o con una bolsa de dinero, como una vez hizo con Judas, dígale que «el Señor es su porción»; o con una corona o un reino, como una vez hizo con Moisés, dígale que «el Señor es su porción».

Thomas Brooks

No puede haber victoria donde no hay combate. La victoria no reside en nosotros sino en Cristo, que se ha propuesto conquistar por nosotros y conquistar en nosotros. No consideremos tanto quiénes son nuestros enemigos como quién es nuestro Juez y Capitán, cuáles son las amenazas de aquellos como cuáles son las promesas de este.

Richard Sibbes

La causa por la que nuestros opresores a menudo prevalecen contra nosotros es porque confiamos demasiado en nuestra propia inteligencia y nos apoyamos demasiado en nuestras propias ideas, confrontando la sutileza con sutileza, una artimaña con otra, respondiendo a una forma de proceder con otra forma de proceder, y no encomendando nuestra causa a Dios.

Abraham Wright

¿Por qué los santos son el objetivo especial del diablo?

El diablo desea zarandear a Pedro, no a Judas. Cuanto más fieles somos los siervos de Dios, más nos golpea Satanás con el mayal y nos sacude con el aventador. El ladrón no irrumpe en una cabaña vacía, sino en alguna casa amueblada o en un granero lleno, donde la grosura del botín se adecua a sus deseos. El espíritu inmundo no halla reposo en el ateo, usurero, borracho, maldiciente, etc. Sabe que el cáncer ya ha infestado sus conciencias, y que no es necesario tentarlos […]. ¿Para qué tentar a quienes se tientan a sí mismos?

Thomas Adams

Satanás no tienta a los hijos de Dios porque tengan pecado, sino porque tienen gracia. Si no tuviesen gracia, el diablo no los perturbaría […]. Aunque ser tentado es una problema, pensar por qué somos tentados es un consuelo.

Thomas Watson

Si Dios no fuese mi amigo, Satanás no sería tanto mi enemigo.

Thomas Brooks

¿Por qué permite Dios que su pueblo sea tentado?

Dios a veces permite que Satanás ataque a sus queridos hijos para fortalecerlos más en sus gracias espirituales y confirmarlos más plenamente en la seguridad de su amor para con ellos y de su salvación.

Porque, de la misma manera que una ciudad que ha sido asediada, pero no saqueada, en adelante será más fuerte para resistir si es asaltada por el mismo peligro […], quienes son asediados y asaltados por sus enemigos espirituales, en adelante tendrán más cuidado para armarse contra ellos con las gracias del Espíritu de Dios, y no ser vencidos ni derrotados por ellos.

George Downame

El diablo tienta para engañar, pero Dios deja que seamos tentados para probarnos. La tentación es una prueba de nuestra sinceridad.

Thomas Watson

Las tentaciones, más que otra cosa, son evidencias esperanzadoras de que tu condición es buena, de que eres querido a Dios y de que siempre te irá bien. Dios no tuvo sino un Hijo sin corrupción, pero ninguno sin tentación.

Thomas Brooks

Nadie puede descubrir mejor las habilidades y tácticas de Satanás que quien ha estado mucho tiempo en la escuela de esgrima de la tentación.

Thomas Watson

La lectura hace al hombre pleno, la oración santo y la tentación experimentado.

John Trapp

Dado que la tentación puede ser beneficiosa para el santo, ¿no producirá esto negligencia y despreocupación?

Hay mucha diferencia entre caer en la tentación y correr hacia la tentación. Caer en la tentación ayuda a bien, pero no correr hacia ella.

Quien cae al río es susceptible de socorro y compasión, pero quien se arroja a él desesperado, es culpable de su muerte.

Thomas Watson

La tentación es como un cuchillo, que puede cortar la carne o la garganta de un hombre; puede ser su comida o su veneno.

La lengua

Conocemos los metales por su tintineo y a los hombres por su conversación.

Thomas Brooks

La lengua desenfrenada es el carro del diablo, en el que cabalga triunfante […]. La tendencia de la lengua descontrolada es ir de mal en peor: comenzar con necedad, seguir con amargura y finalizar en maldad y locura (cf. Ec. 10:13). La conversación de los judíos con nuestro Salvador comenzó con argumentos: «Linaje de Abraham somos», dicen ellos. Pero prosiguen con blasfemias: «¿No decimos bien nosotros, que tú eres samaritano, y que tienes demonio?».

Edward Reyner

Algunos se despreocupan de lo que dicen en su pasión: critican, difaman y desean mal a otros. ¿Cómo puede estar Cristo en el corazón cuando el diablo ha tomado posesión de la lengua? […] La pasión perturba la razón, es brevis insania, breve frenesí […]. Tengan cuidado aquellos cuyas lenguas se incendian, no sea que un día deseen en el infierno un gota de agua para refrescarse.

Thomas Watson

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s