La teología de la liberación

Este ciclo de conferencias del teólogo español José Grau, acerca del movimiento conocido como Teología de la Liberación, no es tan conocido como las impartidas por él mismo sobre Catolicismo Romano, pero no son en absoluto menos interesantes. Las dejamos aquí colgadas por la calidad expositiva que caracterizaba a uno de los mejores teólogos españoles.

La teología de la liberación es una corriente integrada por varias vertientes católicas (y, en menor medida, algunas evangélicas), nacida en América Latina tras la aparición de las Comunidades Eclesiales de Base, el Concilio Vaticano II y la Conferencia de Medellín de 1968, que se caracteriza por considerar que el Evangelio exige la opción preferencial por los pobres y por recurrir a las ciencias humanas y sociales para definir las formas en que debe realizarse aquella opción.

De parte de sus promotores la teología de la liberación pudo tener buenas intenciones como reacción a las situaciones de pobreza e injusticia social que se daban en América Latina, sin embargo su principal problema es que su visión del pecado y la salvación no es bíblica sino completamente humanística.

Para los teólogos de la liberación, las estructuras sociales y económicas injustas que causan misera y opresión no son consecuencia del pecado y de que vivamos en un mundo caído, sino que son el pecado en sí mismas. En esta cosmovisión, hay hombres que son pecadores y otros hombres que no serían pecadores, sino víctimas del pecado. Los pobres no serían pecadores, sino víctimas del pecado, al estar presos de esas estructuras que constituyen el pecado en sí mismas. Como resultado de esto, la salvación y liberación del pecado se produce cuando tiene lugar la liberación económica, política y social de los pobres y excluídos.

Estas ideas, pese a que puedan generar muchas simpatías de parte del mundo incrédulo hacia este movimiento, chocan de plano con la enseñanza bíblica de la situación de todos los hombres como muertos en sus delitos y pecados y en la salvación a través de la sola fe en la obra perfecta y consumada de Cristo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s